El Grupo de investigación en visión de la Universidad Europea –formado por Cristina Álvarez Peregrina, Miguel Ángel Sánchez Tena y César Villa Collar– ha confirmado en España la tendencia al incremento de la miopía en niños que se ha demostrado en otras partes del mundo. En concreto, según su estudio retrospectivo «Prevalencia de errores refractivos en niños de 5 a 7 años en España», recogido por Gaceta de Optometría y Óptica Oftálmica, la tasa de prevalencia en niños que se incrementa con la edad –de un 13% de miopes entre los niños de 5 años al 20% en niños de 7 años–.

Según la Organización Mundial de la Salud se estima que 19 millones de niños en todo el mundo sufren discapacidad visual, siendo los errores de refracción la causa principal en el 63% de los casos. La miopía es uno de los errores de refracción más comunes. De hecho, se ha convertido en un problema de Salud Pública a nivel mundial, con tasas de prevalencia en constante aumento que indican que, para el año 2050, el 50% de la población será miope.

Aunque sí existen diversos estudios de prevalencia de la miopía a nivel mundial y europeo, en la actualidad no hay datos sobre su prevalencia en niños en España. Un mensaje clave por el que la Fundación Alain Afflelou lleva luchando desde hace más de diez años a través de su «Campaña Escolar en Favor de la Salud Visual Infantil». Esta iniciativa tiene como principal objetivo la detección temprana de problemas visuales en la infancia para evitar que afecten a su desarrollo escolar.

Así, un trabajo llevado a cabo por investigadores de la Universidad Europea se convierte en el primero que se realiza en España en niños entre 5 y 7 años y permite disponer de datos de prevalencia de miopía en esa población, así como relacionarla con el número de horas que emplean dispositivos electrónicos, lo que resulta clave en opinión de los investigadores, «dado que conocer y corregir los errores refractivos en edades tempranas es de vital importancia, ya que los problemas de visión no resueltos tienen un gran impacto en la calidad de vida del niño y en su desarrollo educativo».